sábado, 25 de septiembre de 2010

Pasado





No se cuando la amistad se convirtió en querer, mucho menos cuando el querer paso a ser deseo, tampoco se cuando empezaste con las mentiras, pero si se cuando te comencé a odiar, odiar tus dulces palabras, odiar tu pasiva mirada, detestar tu cálido cuerpo y ni que decir del ósculo traicionero. Me hieres y aun así te quiero con los caracteres de mi nombre, 29 veces te tuve en sueños, 28 desperté con deseo y solo una, la ultima, comprendí que para ti solo fui un juego.


Soul-Flash