domingo, 14 de abril de 2013



En las ultimas semanas,  he tenido mucho tiempo para pensar,  planear, perdonar,  pedir perdón  retomar amistades y mandar al diablo aquellas que de alguna manera me han perjudicado y lo seguirían haciendo.
Y aunque sea muy escuchado,  aprendí  que nunca es tarde para cambiar de camino,  que no esta mal detenerse por un momento,  meditar,  dar media vuelta y caminar de regreso hasta aquel punto del camino en el que me sentía  plena,  y solo entonces,  darme cuenta que ahí, en ese punto,  existe una salida a otro camino,  uno que tiempo atrás me dio miedo tomar,  tal vez porque estaba conforme con lo que tenia,  o quizás era miedo a no saber con que me encontraría en él.
Pero hoy es tiempo de cambiar,  mirar a un lado y caminar, recibir con los brazos abiertos lo que venga en este nuevo sendero, no estoy segura de lo que encontraré,  pero si de que no será igual que antes,  aprenderé de todo lo que me presente, y seré feliz,  feliz porque hoy lo he decidido.

© imagen y texto Hilda Aceves